Facebook Instagram Spotify Twitter

Little Monster Zine

La guía Little Monster para el entretenimiento familiar.

  • Inicio
    Inicio Aquí es donde puedes encontrar todas las publicaciones del blog.
  • Categorías
    Categorías Muestra una lista de categorías de este blog.
  • Etiquetas
    Etiquetas Muestra una lista de etiquetas que se han utilizado en el blog.

GALERÍA DE ENGENDROS: ÁLBUM DE CROMOS DE MONSTRUOS

Publicado por en en Uncategorized
  • Tamaño de fuente: Mayor Menor
  • Visitas: 1053
  • Suscribirse a las actualizaciones
  • Imprimir

 Aunque no se trate de un nuevo álbum de cromos de monstruos como nos habría gustado en un principio, “Galería de engendros” es todo un homenaje a las viejas colecciones monstruosas, actualizado para la ocasión con unas geniales ilustraciones y un concepto original y divertido.

En este caso, los “cromos” ya vienen impresos en un libro que se inspira en la clásica colección “Monstruos”, de formato apaisado y con secciones que dividen a sus engendros en grupos como “Parásitos”, “Extraterrestres”, “Robots”, “Animales extraños” o “leyendas urbanas”. Cada uno, acompañado de un texto que explica la naturaleza de la criatura en cuestión.

Esperamos que después de esto Panini, editores del libro, se animen con una colección de cromos real, pero mientras tanto podemos pasar un buen rato con esta “Galería de engendros” que, aunque no cuente con la emoción de tener que completar la colección, también nos evita la angustia de ver esos huecos incompletos en sus páginas.

Hemos hablado con sus autores, Raúlo Cáceres (dibujante) y Tito Alberto (guionista), para que nos hablasen un poco de cómo ha sido la experiencia.

 

Little Monster: Vuestro libro ha sido toda una sorpresa. ¿Cómo surgió el proyecto?

Tito Alberto: La propuesta surgió dentro del colectivo Killer Toons, como proyecto independiente de la revista e incorporando los sobres de cromos adhesivos conjuntamente con el álbum. Por distintas razones, el proyecto no cuajó. Pero Raúlo Cáceres tenía confianza en las pocas páginas que yo tenía escritas y decidió que, de hacerse el álbum, tenía que ser con él como dibujante. 

Little Monster: ¿En algún momento os planteasteis la posibilidad de que fuera una colección de cromos real?

Raúlo Cáceres: Hubiera sido un puntazo, pero seguramente inviable a estas alturas. También barajamos la idea de que fuera un libro de postales. Pero cuando Panini se interesó por el álbum, fuimos al formato libro directamente.

Little Monster: No vemos colecciones de cromos actuales que molen realmente. ¿Creéis que ya no hay lugar para colecciones de este estilo?

R.C: En realidad los niños de hoy en día sí coleccionan cromos donde salen bichos raros, pero son los de las series de televisión de dibujos animados, anime, o 3D de moda en cada momento y no tienen nada que ver con el rollo pulp de los cromos ochenteros. No verás a la momia o el conde Drácula, pero sí a los Gormitis o los Pokemon, por ejemplo.

Little Monster: Le habéis dado un tono un poco adulto. ¿Habéis tenido en cuenta al público infantil? ¿A partir de qué edad lo recomendaríais?

T.A: Es evidente que nos encontramos ante un álbum para adultos. Pero nuestra principal premisa es que los padres no tuvieran que esconderlo de la vista de los niños y éstos pudieran disfrutarlo, aunque de otra manera. Dicho ésto, yo no se lo compraría a mi hijo a menos que éste tuviera cumplidos al menos 12 años.

R.C: El texto desde luego que no es para niños, y puede tener varias lecturas que van desde la crítica y sátira social, el surrealismo y la pura prosa poética. Ahora bien, los dibujos son para todos los públicos, aunque colamos algunos toques de erotismo muy suave, por pura deformación profesional por mi parte y porque la cabra tira al monte.

Little Monster: Los cromos tienen cierto “estilo cómic” que a veces recuerda a Richard Corben. ¿Cuáles han sido tus influencias a la hora de realizarlos?

R.C: Mis influencias son las revistas de terror americanas de los 50 y 70 (EC comics y Creepy), así que Corben y Wrightson los llevo en vena, pero para este proyecto, mis referencias directas fueron varios álbumes de cromos que yo mismo coleccioné de pequeño. Uno de ellos fue “Monstruos Diabólicos”, que consistía en un póster con 80 cromos pequeñitos con las caras de monstruos clásicos, y muchos robados, como el “Robot galáctico”, que no era más que Darth Vader con sangre en la boca, o “El extraterreste”, que era ET, pero más feo.  Otro fue “Super Monstruos”, un mini álbum de 4 páginas con 36 cromos, a cada cual más cutre, pero deliciosamente casposo. Por cierto, en la portada de nuestro álbum, homenajeo a algunos de estos monstruos. Pero la principal fuente de inspiración, incluso para el formato apaisado del libro, fue el famoso álbum “Monstruos”, con “Los 210 cromos más terroríficos que jamás has visto”. No tiene créditos, pero en su portada se puede ver la firma “Carme & Ricard”. La idea de las secciones (Monstruos de cine, brujos, superhéroes, etc.) la cogimos de aquí. Algunas de las ilustraciones de fondo en las páginas eran plagios descarados del Creepy y los textos en ocasiones parecen escritos por un redactor del Íker Jiménez harto de tripis, sobre todo en la sección de Extraterrestres. Al menos,  Alberto no tuvo que recurrir a las drogas para escribir su álbum; ya está lo suficientemente zumbado. Y no se me puede olvidar una última influencia: “La Pandilla Basura”, con esa legión de niños mutantes haciendo barbaridades que asustó a tantos padres en su época.

T.A: A nivel literario, las influencias son El diccionario de Coll, El libro de los Seres Imaginarios de Borges, El diccionario del Diablo de Bierce y El circo del Dr. Lao de Charles G. Finney. A nivel visual, el álbum de cromos monstruo fue un referente importante. Porque Raúlo tenía claro que de realizarse hoy en día un bestiario medieval, el formato sería el de una colección de cromos.

Little Monster: Algunos podrían pasar por portadas de thrash metal de los ‘80. ¿Hay alguna portada que te marcara especialmente en tu juventud?

R.C: A ver, yo escucho mucho metal extremo en estilos muy variados (black metal, folk metal, death metal, power metal, etc.), así que la estética de estas bandas son el aliño que sazona mis dibujos.

T.A: Las portadas de Roger Dea para Ramases o Yes, y las de grupos de rock sinfónico como los canadienses Klaatu te transportaban a otros mundos.

Little Monster: ¿Llegasteis a completar alguna colección de cromos cuando erais pequeños?

T.A: ¡El campeonato de la liga Española de Fútbol del año 1978!

R.C: ¡El álbum de la serie “V” lo tengo completo!!!! Todos los demás, casi, casi. Con el de “Monstruos Diabólicos” hice trampas: me faltaba King Kong, así que lo busqué en internet,  lo imprimí y se lo pegué. Qué cutre.

Little Monster: ¿Recordáis algún cromo especialmente difícil de conseguir o que os marcara por algún motivo?

T.A: Raúlo me enseñó un cromo monstruo llamado “El Amargado” que me hizo mucha gracia. Es evidente que el dibujante se había quedado sin ideas y decidido caricaturizar a un conocido o compañero de trabajo. ¡Delirante!

R.C: A mí me inquietó siempre el cromo 209 “El viejo Jimmy”, de “Monstruos”, donde sale un esqueleto en un armario con un pergamino que reza: “Detén tus pasos y disponte a seguirme, pues ayer fui yo lo que tú eres hoy… y mañana serás lo que ahora soy…”.

Little Monster: ¿Tenéis en marcha algún otro proyecto de este tipo?

T.A: Nos gustaría hacer una continuación, pero eso depende también de lo que desee la editorial y lo bien que funcione al álbum.